logond

Logos iconos 01Logos iconos 07icono libertadresIcono ChampionsLogos iconos 08Icono centroamericanoIcono Russia

  • 1

  • 1
  • 1

El ex jugador de Junior ahora es Director Ejecutivo de Fútbol Con Corazón. Nos cuenta su historia en 'De la cancha a la oficina'.

Dentro de la cancha logró cumplir algunos sueños. Jugar en el fútbol profesional con la camiseta de Junior fue el mayor. Pero ha sido por fuera de los terrenos de juego que Carlos Pérez ha logrado destacarse con el deporte que lo apasiona.

Luego de una corta carrera como jugador profesional que se truncó con un retiro prematuro, este ex lateral derecho y mediocampista se dedicó a otras actividades antes de volver a tener contacto con el balompié.

Carlos se inició en el fútbol a los 9 años, jugando para la Academia Fútbol Club del barrio La Magdalena, equipo en el que permaneció por 7 años y con el qe tuvo la oportunidad de recibir el llamado para hacer parte de la Selección Atlántico.

Posteriormente pasó a integrar las divisiones menores de Junior, ascendiendo poco a poco hasta llegar al primer equipo.

Su debut con el elenco profesional, que dirigía el técnico Javier Castell, se dio en Santa Marta, en los últimos 15 minutos de un partido que perdía 4-1 el equipo barranquillero y que finalmente terminaría ganando 6-4, el 24 de mayo de 1998.

"Fue un momento inolvidable porque significaba cumplir un sueño que tenía de jugar en la primera división, más con Junior que es el equipo de mi ciudad y el que había seguido desde niño", recordó.

Además de Junior, Pérez también estuvo en el Deportivo Pereira y con el Deportivo Soledad (hoy Barranquilla F.C). Pero su carrera profesional terminaría cuando solo tenía 24 años de edad.

"Fue un momento muy lindo al principio, pero después se vinieron cosas muy difíciles, cambio de entrenador en Junior, llegó el argentino Miguel Ángel ‘Zurdo' López, con otras ideas, llegaron otros jugadores y ahí empezó a tornarse todo muy difícil. Me tocó ir a la B, empezar a remar desde atrás", contó.

"Luego vinieron las lesiones que me obligaron a apartarme por un tiempo, el retorno no fue fácil. Fueron muchas cosas que se fueron acumulando y en algún momento tomé la decisión de apartarme del fútbol", añadió con nostalgia.

En total fueron 37 encuentros los que disputó a nivel profesional con el conjunto rojiblanco y más de 100 los jugados en la segunda categoría. Durante toda su carrera futbolística cumplió distintas tareas en el campo.

"Comencé de volante 10, luego pasé a ser de marca, unas veces era carrilero por derecha y en otras lateral, pero fue como volante de marca donde me sentí jugando mejor y más cómodo", explicó.

Después del retiro

Tras abandonar el fútbol se dedicó a otras labores diferentes al deporte. Pero a sus 28 años a Pérez le llegó una llamada que le cambiaría la vida y que le permitía acercarse nuevamente al deporte que lo apasiona.

Le hablaron sobre un proyecto de fútbol y valores, el cual le interesó mucho, y es así como empezó a laborar con Fútbol Con Corazón, empresa que en 2017 cumplió 10 años ayudando a formar y transformar la vida de muchos niños y jóvenes de barrios vulnerables, liderado por el empresario barranquillero Samuel Azout.

"Comencé como entrenador, pero también fui líder, supervisor, coordinador y por varios años director operativo, puesto donde estudié y aprendí mucho de temas de género y resolución de conflictos.

"Como director de operaciones tuve la oportunidad de viajar a algunos países mostrando el modelo y los métodos de trabajo que se emplean, visitando clubes como Estudiantes de la Plata, en Argentina, y Liga de Quito, en Ecuador. Fútbol con Corazón es una organización que utiliza el fútbol como herramienta para que niños y niñas aprendan a tomar buenas decisiones en la vida y donde se cree que este juego tiene el poder de inspirar, motivar y unir", añadió Pérez, quien explicó cómo fue pasar de ser futbolista a directivo de una organización.

"El paso de jugador a directivo fue un poco difícil al principio. Estar al frente de un proyecto como Fútbol Con Corazón tiene un toque especial y trabajamos con personas que quizás nunca han tenido la oportunidad de que alguien les indique que hay otros caminos en la vida. Es un reto difícil, fuerte y lindo, pero a la vez cuando uno trabaja en lo que le gusta nunca ha trabajado".

El gran ascenso
A partir del primero de enero de 2018, Samuel Azout decidió dejar su cargo de Director Ejecutivo de FCC en manos del hombre que lo había acompañado desde el primer día.

"La experiencia de liderar FCC ha sido muy gratificante para mi proyecto de vida, sobre todo porque vengo del mundo competitivo. Es una demostración que los jugadores, con un buen comportamiento, disciplina y estudios, pueden llegar a liderar procesos de cambio importantes en la sociedad", manifestó.

"Hoy tener en mis manos la posibilidad de poder dirigir una organización que está haciendo un trabajo extraordinario brindándole a niños y niñas la oportunidad que puedan ver otras realidades, que su conducta en la vida pude estar cimentada en los valores para enfrentar las problemáticas que tienen, eso te permite saber que estás cambiando el mundo", finalizó.

Opinión de sus mentores
Samuel Azout
"Carlos Pérez es un ejemplo viviente de la superación personal. Carlos comenzó de profe en FCC en 2008 y hoy es Director Ejecutivo de FCC Colombia con más de 120 personas a cargo que entregan servicios pedagógicos de calidad que benefician a más de 9000 niñas y niños vulnerables. Esto se realiza en más de 40 comunidades en 9 departamentos del país.
En más de 40 años de trabajo no he conocido a una persona con la integridad, vocación de servicio, decencia, compromiso y dedicación de Carlos Pérez. Para destacar también un elemento clave: deseo insaciable de aprender para cambiar y mejorar. Es una persona impecable en lo ético y un profesional muy capaz, totalmente orientado al logro. El éxito de FCC en gran parte se debe a él. Fue el primer asesor de campo que tuvo FCC en el año 2008 en el Barrio La Paz. Ha sido un privilegio trabajar junto a él".

Javier Castell, técnico de fútbol
"Buen profesional, disciplinado y dispuesto a las exigencias del entrenamiento. Lateral derecho con muy buena técnica en la salida. De perfil más ofensivo que defensivo. Personalmente demostró en Junior y demuestra ahora en su rol de líder de FCC sus calidades y valores: capacidad de estudio, sueños de progreso personal y servicio".

Por: Ronald Soto Toncel - Twitter: @ronaldodavid01