El colombiano dejó regado en la recta final a Froome y Nibali.

Con un ataque sorpresa los fulminó. No lo vieron venir. Pasó volando como ‘Superman’ y se quedó con la etapa 11 de la Vuelta a España, entre Lorca y Calar Alto, de 187 kilómetros. El colombiano Miguel Ángel López (Astana) hizo honor a su apodo y sacó toda su casta boyacense para entregarle otra victoria al país en esta competición.

López, de 23 años, fue impecable en la cima de Calar Alto. Su ataque fue certero y su resistencia infranqueable, para vencer a corredores mucho más experimentados que él y, sobre todo, dos pesos pesados como Chris Froome y Vincenzo Nibali.

El colombiano fue explosivo cuando llegó su momento luego del mano a mano que estaban teniendo los favoritos en la fracción. Calculó todo hasta dar un zarpazo imparable y sentenciar su primera victoria en la Vuelta, dejando atrás al británico y al italiano, con 14 segundos de ventaja.

López demostró su categoría y sacó a flote la perseverancia que lo mantiene en este deporte, en el cual ha sufrido muchas lesiones y heridas de guerra. No se abrumó y ganó varias competencias, en las que se destaca el ProTour en la Vuelta a Suiza.

Froome sufrió, pero consiguió 6 segundos de bonificación frente a rivales directos y aseguró por más tiempo la camiseta roja.

La otra cara de la moneda colombiana la vivió Esteban Chaves, uno de los favoritos de la competición, que terminó sucumbiendo en la fracción. Las piernas no le respondieron y se reventó físicamente hasta el punto de ceder 2.07 minutos en la meta y el segundo puesto de la general. Ahora es tercero a 2.33 del líder.

Este jueves se disputará la duodécima etapa, entre Motril y Antequera, de 160,1 kilómetros.

Lo más visto