logond


Entrenador samario buscará su segundo título en la Liga.

Alberto Gamero comenzó el año 2017 dirigiendo a Junior, pero solo llegó hasta el mes de marzo con el cuadro barranquillero, luego de ser despedido por los directivos en medio de versiones que señalaban que no tenía el respaldo de los jugadores, tras ser eliminado en el repechaje de la Copa Libertadores y cumplir una pobre campaña en la Liga del Fútbol Profesional Colombiano.

El 22 de agosto del año anterior se confirmó su regreso al Deportes Tolima, equipo al que había dejado para llegar a Junior, que en el segundo semestre de 2017 era el gran favorito para conquistar el título. Sin embargo, llegó más lejos el samario dirigiendo al cuadro pijao que los barranquilleros.

Tolima dio un batacazo eliminando en Medellín, en la definición por penales, a Nacional en cuartos de final, la misma fase en la que un día después y por la misma vía los rojiblancos se despidieron al caer frente al América. Los de Ibagué posteriormente fueron doblegados por Santa Fe en semifinales.

Para 2018, Junior, que conservó y reforzó la nómina, empezó también en el lote de candidatos a llegar a la final, mientras que el conjunto tolimense apenas era metido en la lista de los que pelearían por un cupo entre los ocho.

Pero nuevamente Gamero hizo mejor la tarea, pues se clasificó anticipadamente a cuartos de final, mientras que Junior lo hizo en la última fecha. Además, avanzó como tercero con 33 puntos, tres más que los ‘tiburones’, que fueron quintos.

Y mientras los pijaos sí superaron los cuartos de final al vencer categóricamente a Once Caldas, Junior por segundo torneo seguido cayó en esa ronda, esta vez contra Medellín, rival al que los dirigidos por Gamero ahora dejaron en el camino para llegar a la final frente al Atlético Nacional.

De esta forma el estratega nacido en el departamento de Magdalena ha tenido mejor balance desde su 'divorcio' con Junior que el club donde no le dieron tiempo para trabajar, pues acumula una semifinal y una semifinal, en tanto que el club que tiene una vez más a Julio Comesaña como técnico lleva dos semestres seguidos sin superar los cuartos.

Esta será su tercera final en la Liga, en la que buscará su segundo título, luego de coronarse en 2008 I con Boyacá Chicó ante América y perder en 2016 II al mando del Tolima frente Santa Fe. También salió campeón con los tolimenses en la Copa Colombia 2014 ante los rojos de Bogotá.

“Esta es la tercera final que llegamos con algunos jugadores que han estado conmigo, eso quiere decir que ya han ganado experiencia. Tengo una ilusión grande de ser campeón con el Tolima y ojalá se me dé. Nosotros vamos a disputarla como lo venimos haciendo. Sabemos que vamos a pelear contra un equipo de jerarquía, que siempre se arma para ir por el título”, expresó el entrenador de 54 años.