logond


Liverpool también clasificó a las semifinales.

La Roma de Italia, que eliminó a Barcelona de España, y Liverpool, que ganó el duelo inglés frente al Manchester City, se convirtieron en los primeros semifinalistas de la Liga de Campeones del fútbol europeo.

Barcelona, que había logrado una ventaja de 4-1 en la ida, firmó este martes una debacle histórica al caer 0-3 en el estadio Olímpico, lo que le dejó fuera en los cuartos de final de la Champions.

Los goles del bosnio Edin Dzeko, el italiano Daniele De Rossi y el griego Kostas Manolas, con un cabezazo en el minuto 82, le dieron a Roma un pase de ronda histórico ante un Barcelona que nunca creó concretos peligros y que terminó castigado por su pasividad.

El resultado global de la eliminatoria es de 4-4, pero los italianos sellaron el pase a las semifinales por el mayor número de goles anotados fuera de casa, gracias al tanto firmado la semana pasada por Dzeko en el Camp Nou.

El conjunto romano se quedó varios minutos en el césped al finalizar el encuentro para celebrar una auténtica hazaña, ya que no llegaba tan lejos en la Copa de Europa desde 1983-1984, cuando alcanzó y perdió la final.

Clasificó Liverpool
En aquella final de 1984 la Roma cayó frente a Liverpool, que este martes también se metió entre los cuatro mejores al volver a derrotar 2-1 al Manchester City en una serie en la que terminó imponiéndose por 5-1.

El egipcio Mohamed Salah y el brasileño Roberto Firmino castigaron los errores de la defensa del City y dieron al Liverpool una victoria que lo clasifica para semifinales de la Liga de Campeones por primera vez desde 2008.

Los hombres de Jürgen Klopp, en un ejercicio de eficacia, resistieron un asedio en el primer tiempo y, en una excelsa segunda mitad, acabaron con las esperanzas de un City que había arrancado el choque de forma inmejorable, con un gol a los dos minutos de Gabriel Jesús, y que se vio perjudicado por una decisión del árbitro, el español Mateu Lahoz, quien le anuló un gol legal a Leroy Sané al filo del descanso.

Los azules ya habían ganado esta temporada al Liverpool por 5-0 y aspiraban a convertirse en el tercer equipo en la historia de la Champions en darle la vuelta a una desventaja de tres goles, tras el Deportivo contra el Milán en 2003/2004 y el Barcelona ante el PSG el curso pasado.

Los segundos 45 minutos fueron otra historia. El Liverpool dio un paso adelante y, con una presión alta, acabó forzando los errores rivales y castigándolos. A los 11 minutos de la reanudación, Salah, el de siempre, recogió la redonda en un contragolpe, abrió a Mané, que se fue sin dificultad de Laporte y Otamendi, y no pudo culminar ante la salida de Ederson, pero el egipcio, atento al rechace, no falló y la picó por encima del guardameta para subir el 1-1 al marcador.

Con el City volcado en busca del imposible, los de Klopp se apuntaron el triunfo y la clasificación tras otro nuevo error de la defensa. Esta vez fue Otamendi, que ante la presión de Firmino no acertó a despejar y le dejó la redonda al ariete brasileño: este no desaprovechó el regalo y batió a Ederson en su tímida salida.

Miércoles (1:45 p.m.)
Real Madrid vs Juventus
Bayern Múnich vs. Sevilla

Lo más visto