logond


Habló de su pasión por el fútbol en nuestra sección ¿Qué deporte practican los famosos?

Aunque la música le terminó ganando el partido al fútbol, Alcibiades Antonio Acosta Agudelo le agradece al más popular de los deportes el nombre artístico con el que se hizo famoso. El Checo, como todos conocen a este gran cantante, nos contó el origen de ese apodo.

El soledeño, invitado a nuestra sección ¿Qué deporte practican los famosos?, habló de su pasión por el fútbol, reveló que estuvo cerca de jugar con Junior, club al que ahora hasta se ‘ofreció’ para jugar, por si de pronto vuelven a buscar lateral izquierdo con la insistencia de principio de semestre, pues dice que él es un “lateral de ida y vuelta”.

Este gran artista costeño, quien hace parte del equipo de Artistas FC, juega habitualmente en diferentes canchas de la ciudad de Barranquilla con su club Checazos. Nuestros Deportes, además de reconocer a este ídolo de folclor colombiano, también quiso comprobar si el Checo juega en su onceno porque es el ‘dueño del balón’ o porque realmente tiene condiciones.

¿Hace cuánto juega fútbol?
Desde pequeño. Por cierto me dicen Checo porque mi papá me comparaba con un futbolista checoslovaco. Fíjate tú lo que es la vida, ese nombre futbolístico me ha servido para la carrera artística. Yo me la pasaba jugando bola e trapo cuando las calles de Soledad no eran pavimentadas, andaba en las canchas de tierra jugando fútbol, él me regañaba pero también me comparaba con ese jugador, que no recuerdo quién es, y con el tiempo quedó solo en Checo.

¿El maestro Alci quería un Checo futbolista o cantante?
Tú sabes que la vida del futbolista y la del artista son parecidas, con la ventaja que los músicos cantamos hasta  que Dios nos dé vida y salud, mientras que los futbolistas su carrera es media vida, a los 35 o 40 años se les acaba. Yo desde pequeño estuve vinculado con el fútbol. A mi padre siempre le ha gustado el fútbol, a mis abuelos les gustaba, el viejo Luciano, el padre mi papá, tuvo equipos y el viejo Alci cuando era joven jugaba mucho en equipos de Soledad. Yo crecí con esa afición también y lo he practicado toda la vida. Estuve a punto de jugar profesional, en 1982 estuve entrenando con la reserva del Junior pero el destino me lanzó a la música.

¿Y usted quería ser futbolista o músico?
Quién sabe si hubiera triunfado, nadie tiene una bola de cristal para adivinar ni adelantarse al destino. Si hubiera tenido éxito en el fútbol estaría orgulloso, pero quizá hubiese sido un futbolista más, mientras que en la música le doy gracias a Dios porque tengo 53 años y pienso que estoy comenzando apenas mi carrera.

¿Cómo fue esa etapa en Junior?
Mi padrino es (Carlos) ‘Papi’ Peña y mi padre con él siempre ha mantenido una relación de amistad bien chévere. Cuando yo estaba pequeño mi papá le dijo al ‘Papi’ que yo jugaba bien al fútbol. Recuerdo que en esa época en Monómeros alcancé a hacer algunos entrenamientos y luego me llevó al Junior. En ese momento el técnico era Othon Alberto Dacunha junto a Heleno Gutiérrez. Estuve entrenando, llegó un momento en el que pasé un filtro donde había muchos jugadores. Tuve la oportunidad de entrenar con ellos, no jugar profesional, cuando en esa época existía el Torneo de Reservas. Gracias al ‘Papi’ me codeé con muchos futbolistas que luego llegaron a ser grandes. Esa es una anécdota que tengo, estuve a punto de jugar profesional, pero yo estaba en esa época estudiando bachillerato en el Salesiano San Roque, después pasé a la Universidad Autónoma y me quedaba pesado ir a los entrenamientos, en el colegio era mañana y tarde, a veces me iba sin almorzar a las prácticas, entonces me costaba mucho trabajo.

¿Y tenía la oportunidad de jugar partidos con ellos?
Aparte de todo llegaba el fin de semana y mamaba banca jeje. No es que me haya aburrido, sino que llegó el momento en que empecé a cantar y me di cuenta que con la música el sol era más luminoso y radiante, entonces me incliné por la música. Le agradezco a Dios porque hoy en día canto, vivo de mi música y me divierto jugando fútbol.

¿Con cuáles jugadores que llegaron al profesionalismo compartió en Junior?
Alcancé a jugar con William Rico, Amín Bolívar y (Jesús) Kiko Barrios, entre otros. Hoy en día tengo la dicha y la fortuna de que todos ellos son amigos míos, se divierten conmigo, con mi música y con el fútbol.

¿Y en el plano aficionado es un futbolista más o es crack?
Yo lo hago más por jugar, por hacer deporte. Hay algunos que dicen que soy crack, pero yo creo que es más por lambonería jajaja. Otros dicen que soy cumplidor. En todo caso nadie ha dicho que soy malo, que es lo importante. La mayoría de los jugadores de mi equipo jugaron fútbol profesional: Tom Castell, el samario Jorge Pérez, que jugó en el Unión Magdalena; Víctor Torres, Douglas Molina, Víctor Torres, Leo Visbal, Candelio Escobar, Yesid Trujillo... gente que jugó profesionalmente y son amigos míos. Como este deporte es una pasión es tomarlo de diversión, es un plan los domingos, los festivos, jugamos, vemos los partidos de Junior y la Selección juntos, compartimos no solo de fútbol sino de música y pasando momentos agradables contando anécdotas.

¿Pero el Checo juega por ser el dueño del equipo o porque realmente tiene condiciones?
Bueno, un día el técnico dijo: ‘la alineación es: Checo, no por ser el dueño del equipo jajaja’. La idea es defenderse en la cancha. Yo siempre he dicho que todo el que ha jugado fútbol desde pequeño, bueno regular o excelente, y después sigue jugando es porque nos gusta y nos defendemos con algo. Si he marcado goles al lado de estos profesionales y he evitado goles al lado de la raya y he hecho jugadas bonitas es porque algo tengo. Siempre me ha gustado el fútbol y no llegué a profesional porque el destino me lanzó a la música.

¿Siempre ha jugado de lateral izquierdo?
Es la posición que escogió un técnico en Bogotá. Yo hago parte del equipo de Elencos FC, un equipo que en Bogotá comenzó como recocha, obras benéficas y después estuvimos en torneos. Pero cuando joven era volante 6. Siempre he tenido un buen estado físico, por el baile, porque entreno, porque soy hiperactivo, porque alimento bien y hago ejercicio. Jugaba siempre de volante, pero una vez en Bogotá, en el equipo Artistas FC, el día que debuté en la Cancha del Olaya, hace como 15 años cuando era joven y bello, me pusieron de lateral porque no había marcadores de punta por la izquierda. Yo soy ambidiestro, manejo bien la derecha, la izquierda, le pego con las dos... Me pusieron de lateral y debuté con dos goles.

¿Se equivocó dos veces o fue virtud?
Yo le dije al técnico: ‘profe, gracias por su error jajaja’. Ahora juego en esa posición por agüero, ya que jugando de lateral en todos los torneos he marcado gol, entonces me acomodé. Ya conozco bien el puesto, manejo la posición, conozco los movimientos y me amañé.

¿Entonces no lo pusieron de lateral porque el técnico quería tenerlo más cerca del banco para sacarlo rápidamente?
Hasta de pronto, yo un día le dije a un técnico: ‘profe, no será que me quiere sacar rapidito’. Una vez en Bogotá, jugando una final con La Equidad, que hoy en día es un equipo profesional, en el primer tiempo quedamos 0-0, imagínate, yo era titular, capitán y me fajé un primer tiempo que fue un partidazo. Y el técnico en el descanso dice: ‘vean, aprendan del Checo, están muy displicentes, aquí hace falta es garra, energía, esto es una final. El Checo corre, sube y baja, buen estado físico, aprendan; el tipo con gambeta larga, va y centra... Bueno, vamos a hacer el primer cambio, sale Checo y entra Marcelo Cezán’, jajaja. Eso quedó para la historia, todo el mundo se fue en risa porque el técnico me elogió y me elogió pero me sacó para meter a Marcelo porque necesitaba más ataque.

¿Lateral que solo marca, de ataque o de ida y vuelta?
Soy un jugador de ida y vuelta, lógicamente a esta edad toca cogerla suave, con este sol que hace en Barranquilla, la altura en Bogotá, yo te juego en todos los climas. Lo que le recomiendo a todo el mundo es cuidarse, hacer ejercicio, alimentarse bien, visitar al médico con frecuencia, porque a esta edad uno tiene que cogerla suave. De pronto la mente te manda y uno se cree que entre más edad tiene es más futbolista y cree que sabe más, uno quiere demostrarle a los compañeros, a la generación de uno y a los jóvenes que está en la jugada, pero hay que dosificarse y no exagerar, a veces con esta edad hay gente que se cree Superman.

¿Cuál es su modelo a seguir en esa posición?
Marcelo. Ese brasileño es un monstruo, un capo y en este momento es el número 1.

¿Y que tiene el Checo de Marcelo?
El ataque... Yo soy bueno defendiendo, que es lo que le falta a Marcelo jajajaja. Yo no soy fanático ni del Real ni del Barcelona, soy hincha del buen fútbol. Eso sí soy fanático de Junior y la Selección Colombia.

¿Entonces usted era el lateral izquierdo que tanto buscó Junior?
Claro. A los directivos del Junior y al profe Julio Comesaña les digo que se la pasaron buscando lateral y acá está, me pongo a disposición. Soy un lateral de ida y vuelta, aunque les respondo por la ida, por la vuelta no sé jajaja.

Por: Ronald Soto Toncel

Twitter: @ronaldodavid01 - @nuestrosdportes