logond


Invitados de lujo para la apertura del escenario en Barranquilla.

El que era el patio de la casa de todos los moradores de los barrios Montecristo y Abajo, en donde Édgar Rentería comenzó a emerger como gran deportista, en donde dio sus primeros pasos como futbolista y después como beisbolista, se pondrá al servicio hoy un gran parque de pelota que llevará el nombre del 'Niño de Barranquilla', como se dio a conocer Rentería en el béisbol de la Gran Carpa.

Esta obra bandera de los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe que se realizarán en la capital del Atlántico del 19 de julio al 3 de agosto, será puesta al servicio este jueves a partir de las 8:00 p.m. con el juego entre las selecciones de Colombia y Venezuela, que marcará el inicio del cuadrangular de béisbol Whitaker-Brownfield, en la que también participarán Puerto Rico y República Dominicana. Este torneo va hasta el domingo 3 de junio.

El Édgar Rentería se construyó, en menos de dos años, en el mismo lugar donde quedaba el Tomás Arrieta, escenario que se utilizó en los Juegos Centroamericanos y del Caribe que organizó Barranquilla en 1946 y que comenzó a ser demolido el 1 de julio de 2016.

"Esta es una emoción grande, porque Édgar significa muchas cosas para nosotros. Es un ejemplo de ser humano y de deportista. Como Alcalde y como barranquillero estoy orgulloso de Édgar. Es un amigo de la casa, de mis amigos y de mi familia", manifestó el alcalde Alejandro Char, quien estuvo presente en el lanzamiento de las redes sociales del exbigleaguer barranquillero. En todas (Facebook, Twitter, Instagram y You Tube) se puede encontrar como @HitRenteria.

Visiblemente emocionado por lo que le tocará vivir este jueves, Rentería agradeció al alcalde Char su iniciativa de construir el nuevo estadio de béisbol y colocarle su nombre.

"Mi familia y yo vamos a estar eternamente agradecidos con el alcalde por este homenaje. Este era el patio de la casa de todos nosotros, donde jugábamos chequita y bola de trapo, ahora es un estadio de Grandes Ligas. Se me eriza la piel, jamás pensamos que podíamos tener un estadio de esta envergadura y ahora esto va a motivar más a los niños a jugar béisbol", indicó Rentería.

"Ya no hay excusa para que Colombia no esté en la Serie del Caribe. Ya hicimos lo más importante, que es el estadio. Ahora el problema es que todos van a querer jugar con los Caimanes porque tienen el mejor estadio", agregó.

El cuadrangular de béisbol Whitaker-Brownfield también hace un reconocimiento a los dos embajadores de estados Unidos en Colombia que impulsaron la construcción del nuevo estadio de béisbol de Barranquilla.

El segundo (Brownfield) se encargó, en 2010, de concertarle una cita a Alejandro Char con el Comisionado de las Grandes Ligas, Bud Selig. El alcalde le pidió que le recomendara un arquitecto de la MLB (Major League Baseball) para que diseñara el nuevo estadio de béisbol de Barranquilla.

"Así se inició el sueño de nuestro estadio, después cuando Édgar bateó el jonrón que le dio el título de la Serie Mundial a los Gigantes de San Francisco, yo me fui para la casa de su mamá y le prometí que le íbamos a construir un estadio que llevaría el nombre de su hijo".

Antes del inicio del juego entre Colombia y Venezuela se develará la estatua de Édgar Rentería, la cual estará ubicada en la entrada principal del nuevo estadio.

Posteriormente los exgrandes ligas Roberto Alomar, Luis Castillo, Juan 'Igor' González y Moisés Alou, le brindarán un saludo y luego el alcalde Alejandro Char hará el lanzamiento de la primera bola.

Los invitados
Un estadio de béisbol con la grandeza e imponencia del Édgar Rentería debía contar con invitados de lujo para su ceremonia de apertura. Por este motivo cuatro expeloteros de las Grandes Ligas estarán este jueves en Barranquilla acompañando a Rentería en el escenario que lleva su nombre.

Son ellos: Luis Castillo, Roberto Alomar, Liván Hernández y Moisés Alou. Hernández y Alou fueron compañeros de Rentería en los Marlins de la Florida, equipo con el que se coronaron campeones de la Serie Mundial en 1997, en la cual Liván fue escogido como el Jugador Más Valioso.

El puertorriqueño Roberto Alomar, quien en 2011 fue inducido al Salón de la Fama, tuvo una carrera destacada en el béisbol de la Gran Carpa alcanzado 10 Guantes de Oro y 4 Bates de Plata. También participó en 12 Juegos de Estrellas. Alomar militó en los Padres de San Diego (1988-1990), Azulejos de Toronto (1991-1995), Orioles de Baltimore (1996-1998), Indios de Cleveland (1999-2001), Mets de Nueva York (2002-2003) y Diamondbacks de Arizona (2004).

El dominicano Luis Castillo también jugó con Rentería en los Marlins en 1998, conformando una gran dupla con el campocorto barranquillero. Con los Marlins estuvo hasta 2005 y pasó luego a los Mellizos de Minnesota (2006-2007) y cerró su carrera en las mayores con los Mets de Nueva York (2007-2010).

El cubano Liván Hernández, además de jugar con los Marlins (1996-1999), actuó para los Gigantes de San Francisco (1999-2002), Expos de Montreal (2003-2004), Nacionales de Washington (2005-2006), Diamondbacks de Arizona (2006-2007), Mellizos de Minnesota (2008) y Rockies de Colorado (2008).

El dominicano Moisés Alou debutó en las mayores con los Piratas de Pittsburgh (1990), luego pasó por los Expos de Montreal (1990 y 1992-1996), Marlins de la Florida (1997), Astros de Houston (1998 y 2000-2001), Cachorros de Chicago (2002-2004), Gigantes de San Francisco (2005-2006) y Mets de Nueva York (2007-2008).

Lo más visto