logond


Viajó a República Dominicana luego de ser firmado por los Cerveceros de Milwaukee.

Un barranquillero hace parte de los nuevos talentos de los Cerveceros de Milwaukee, organización del béisbol de las Grandes Ligas que se fijó en Brayan Niño, un joven de 16 años que comenzó a practicar béisbol cuando tan solo tenía 24 meses de edad y desde ese entonces ha estado dedicado al mundo de los bates y las manillas.

La firma para la vinculación con el equipo norteamericano tuvo lugar en la Fundación Prospectos del Futuro, ubicada en el municipio de Campo de la Cruz.

La escogencia del escenario de la firma estuvo a cargo del mismo Brayan, quien decidió desplazarse hasta ese lugar con el objetivo de que muchos niños observaran el acto y se motivaran a cumplir sus sueños de salir adelante en lo que se propongan.

Este joven se desempeña como jardinero central y antes de enfilarse a su nuevo equipo jugó con el Once de Noviembre.

“Estoy muy contento por esta oportunidad que me dieron, ahora queda trabajar duro”, expresó un emocionado Brayan.

Niño partió el domingo rumbo a República Dominica para comenzar así un proceso cuyo sueño máximo es llegar a las Grandes Ligas.

Sus inicios en el beisbol se dieron desde muy temprano, cuando tenía dos años, y siempre gracias a su padre, Juan Niño, quien fue jugador de béisbol y softbol y encaminó a Brayan en la pelota caliente brindándole todo su apoyo.

“Esto me alegra, es algo grande, indescriptible, uno tiene sentimientos encontrados. Estoy satisfecho como padre por el deber cumplido y me alegra mucho por él”, comentó Juan respecto al momento que vive su hijo.

Y para el joven beisbolista el padre es su gran referente en el deporte. “No tengo algo así como un pelotero que me guste, que yo diga quiero ser como él. Suena arrogante, pero quiero ser como yo mismo. Aunque en realidad quiero ser como mi papá, yo a él nunca lo vi jugando béisbol, pero sí softbol y me gustaba como jugaba, entonces quiero ser como él”, manifestó Brayan.

Y es que esta es una familia beisbolera, pues Brayan tiene un hermano que se llama Yefry, de 22 años, que fue firmado en 2014 por los Rojos de Cincinnati.

Brayan, quien desde los 6 años comenzó a ser un jugador destacado en varios campeonatos, tiene una rutina de entrenamientos en los que alterna prácticas de béisbol con atletismo y jornadas en el gimnasio, ahora deberá adaptarse a nuevos métodos para, como Édgar Rentería, ser otro Niño de Barranquilla en las Grandes Ligas.

Por: Isaac Sampayo

Foto: Saturnino Vásquez.

 

Lo más visto